Blogia
Domingo7

Editorial

Llegamos al número cinco de nuestro medio informativo, no sin algunos problemas pero con entusiasmo renovado.

Lograr publicar el primer número significó un gran reto, pero al mismo tiempo una gran satisfacción al ver realizado el inicio de este gran proyecto informativo.

De entre los problemas que se pueden enumerar a lo largo de estos 6 meses de trabajo, están el hecho de que no fue muy bien recibido por algunos de los sectores de la población, afortunadamente éstos son los menos, ya que la gran mayoría de la gente ha recibido con mucho agrado la publicación de un medio informativo de nuestro municipio y un poco de nuestra región, para mantener informada a la población que tiene el interés de saber el acontecer regional y municipal.

En domingo 7 nos hemos dado a la tarea de publicar tanto noticias como artículos de interés para la colectividad, aunque, se nos ha tachado desde diferentes espacios de expresión de publicar solamente el lado negativo de la información.

Queremos hacer una serie de cuestionamientos a estas expresiones que nos critican: ¿se han tomado la molestia de revisar cada publicación? o ¿solamente repiten como pericos, lo que escuchan de una u otra figura de autoridad?, ¿conocen a los autores de cada nota o artículo, para, en base a su calidad moral, tomar una postura? Ésta otra está muy buena: ¿se ven afectados sus intereses por lo que se publica?, una más ¿Alcanza nuestro medio a pisar cayos o tocar heridas?

 

¿Porqué nadie antes, había hecho un periódico con las dimensiones y la seriedad de Domingo 7? ¿Por miedo? Nosotros hemos demostrado que no lo tenemos, a pesar de una serie de amagos y amenazas veladas por parte de las autoridades y no solamente municipales sino que hasta las estatales.

El trabajo periodístico serio es una empresa difícil, pero muy gratificante y más cuando se reciben opiniones favorables de la gente común, que son las que nos motivan a seguir adelante. 

Vamos a continuar en la misma línea que empezamos nuestro espacio periodístico NO SE VENDE,  a intereses particulares ni de grupo.

A lo largo de la historia tanto de nuestro país como del mundo entero, se ha querido detener la información libre, que no busca otra cosa que informar a la opinión pública sobre el acontecer diario de las diferentes instituciones públicas o privadas, en cualquier lugar del mundo, afortunadamente esto no se ha logrado ya que la verdad tarde o temprano sale a la luz.  

La represión de la libertad de prensa ha sido y sigue siendo una forma de “tapar” las cosas mal hechas, que en su afán de lograrlo no se han detenido ni siquiera en el crimen detestable de periodistas que no pueden comprar ni con dinero ni con promesas de cargos en el gobierno.

 

Se ha comprobado desde siempre, que la mejor manera de avanzar en la solución de los problemas es el diálogo, la concertación y desde luego la disposición a “ceder” en beneficio de las mayorías; por desgracia vemos que quién tiene que practicar esto, es quién más lo evita con las consecuencias de división entre grupos ya sean políticos o de la misma sociedad; decía una máxima: “divide y vencerás”, es muy cierta, la cuestión a reflexionar es, ¿quién vence y quién pierde?, la frase sin duda estaba encaminada al hacer político que al dividir las opiniones vencía el interés de la población para involucrarse en cuestiones de ésta índole, por consecuencia quien pierde desde siempre son las mayorías al estar divididas, ya que en este estado de división nada se puede lograr.

Cuando se hacen cosas verdaderamente grandes es cuando se logra, a través de un buen liderazgo, unir las voluntades individuales en una sola para alcanzar los fines planeados, sin esto nunca se hacen grandes cosas que trasciendan tanto el tiempo como el espacio. Una manera de erradicar esto seria eliminando el egoísmo.

Tarea difícil, SÍ, imposible JAMÁS, el egoísmo es una actitud aprendida ya que si analizamos un poco los estudios psicológicos nos encontramos con que al nacer el ser humano es el único animal que no trae instintos todo lo tiene que aprender y, a veces, es en la propia familia en dónde se nos enseña de forma conciente o inconciente a ser egoístas con expresiones tales como “no prestes tus juguetes porque te los descomponen” o” no convides de lo tuyo ya que ni te lo agradecerán” al entrar en la escuela el niño naturalmente pone en práctica lo aprendido ya que en su tierna mente no sabe diferenciar lo que es bueno de lo que no lo es y va creciendo con esa formación egoísta, claro que hay casos más graves que otros así como también hay quienes educan a sus hijos en el otro contexto de ser desprendidos hacia los demás y a compartir de lo que se tiene, sea poco o sea mucho. Adicionalmente a esto vemos que en los estratos sociales más bajos es en dónde se ve con más frecuencia ésta actitud de desprendimiento sin que esto sea una regla general ya que cómo se dice coloquialmente “en dónde quiera se cuecen habas”.

Tarea titánica la que se tiene enfrente si se quiere erradicar el egoísmo, tanto para los padres de familia, educadores profesionales tales como profesores y sacerdotes porque como en la sabiduría popular queda asentado: “los niños son como una pieza de plastilina a la que formamos según se quiera” y aquí la reflexión ¿queremos lo mismo para educar a las futuras generaciones? O por el contrario ¿estamos dispuestos a cambiar para mejorar?

Nosotros en domingo 7 estamos apostándole a que se mejore lo que se tenga que mejorar, pero, como son muchísimas cosa las que se tienen que cambiar empezamos por formar opinión entre la ciudadanía para que se tengan mejores herramientas a la hora de tomar decisiones trascendentes ya sea de la vida particular como de comunidad para de esta forma, cuando menos, ver un mejor horizonte en el caminar de la humanidad.

El trabajo periodístico es además de lo ya apuntado más arriba, apasionante y muy gratificante así es que a los que no les gusta domingo 7 tienen dos opciones: empiezan a aceptarlo con un ojo crítico y analítico o siguen haciendo corajes con cada nuevo número que salga a circular ya que a pesar de los intentos por callarnos seguiremos adelante, mientras vida tengamos.

Y como ya se ha hecho casi costumbre nos despedimos con la conocida frase “EL QUE QUIERA ENTENDER QUE ENTIENDA” Y como dijera una gran persona en este municipio “el que no pos no” y ni modo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres