Blogia
Domingo7

Buzón del Lector

NOVATECES

 

Ingresar a un campo en el que nunca se ha incursionado causa angustia, zozobra, temor y algo más, pues el ser sabedor de lo ignorante que se es en ello, produce lo dicho. Amén de  lo anterior, a fuerza de pretender ser honesto, con la pretensión de llegar a ser sincero conmigo mismo, pasando por alto el hecho de ser sabedor de lo ignorante que se es todo y más aún en el arte de la pluma o si se quiere, de las letras.  Con la conciencia plena de que no puedo ilustrar en nada, por ser cuestión sabida  y explorada que ésta, o sea la nada, eso produce (nada). A pesar de lo anterior, animado exclusivamente en la alegría que en el suscrito generó el ver hecho realidad, lo que supuse, cuando fui sabedor de lo pretendido, o sea, la creación de un periódico local, lo que motivó un cosquilleo en mi ser, a fuerza de ser  franco, supuse sería un sueño. Ante la evidencia  de su realización, pido en principio disculpas, con la plena sinceridad de lo más profundo de mi corazón, y esto me  motiva para irrumpir en un mundo que me es del todo desconocido, arrastrado solamente por la alegría que tal acontecimiento me produce.

El anterior razonamiento brota en mi cerebro hueco del que soy poseedor y que   agradezco al Buen Chuy me haya  donado. De ahí que, ante el beneplácito de que obró en mi poder el primer ejemplar del “DOMINGO 7”, el que deseo de todo corazón sea un periódico y que el mismo aparezca, crezca, perdure y cree unidad como lo soñaron sus fundadores. Más aún que  perdure, que la plantilla  inicial  se vea  acrecentada, dando cabida  a toda clase de ideas, conceptos,  artículos y mensajes de personas  de cualesquier creencia o filiación  política, pues estimo que ello, es esencial para su subsistencia.

Independientemente de lo expuesto, debo hacer especial hincapié en la circunstancia de que me sorprendió y  produjo inmensa alegría el hecho de que al  percatarme quienes  integran el Consejo Editorial, los encargados de  las Coordinaciones y quienes el grupo de colaboradores, pues ello  corrobora lo expresado por el señor profesor Ángel Llamas Rivas, quien tuvo la gentileza  de hacerme sabedor de lo que para el momento de su manifestación, era  proyecto. De ahí que, ante la realidad de lo que supuse pretensión, aunado a lo evidente de que dentro de los antes referidos aparecen personas con diversa ideología partidista, produce en quien  esto escribe, inmensa alegría, haciendo votos en principio porque dicha unidad permanezca, que el periódico perdure ajustándose siempre a la ética y credibilidad. Más aún, que en ningún momento vaya a acontecer que haga honor el nombre que le impusieron y salga con su domingo siete de no volver a aparecer; lo que sería  lamentable, porque  mi deseo es que ocurra todo lo contrario, o sea, que se vea robustecido, permanezca  en unidad y ésta, que estimo en ciernes,  sea incluyente de todos los hijos y  habitantes de esta municipalidad. Que en todos los teulenses, sin importar se encuentren presentes o ausentes,  renazca el espíritu de unidad  y cooperación que fue nuestro distintivo, hasta aquel lamentable momento, donde debido a cuestiones  que en este espacio resulta ocioso mencionar, que lamentablemente pusieron término a la hermandad imperante, viéndose truncado todo aquello que  en su momento fue motivo de orgullo. De ahí que, recordando el pasado y anteponiéndolo al presente, estimo es momento  oportuno  de que todos nos obliguemos  a sumar, busquemos el bien común y olvidemos nuestro interés personal; perdonemos  resabios y hagamos a un  lado los rencores añejos  y todo  aquello que tienda a separarnos; buscando solamente el beneficio de nuestro pueblo y municipio, luchando todos por su engrandecimiento.   

Con el pretendido anhelo de que lo finalmente expuesto tome vigencia,  convirtiéndose  en realidad, como en la especie vino a serlo la creación del Domingo Siete, por este medio, permítanme enviarles a todos los que concibieron la creación  de dicho periódico y sus colaboradores una efusiva felicitación, haciendo votos porque lo expresado acontezca, pues ello  acrecentaría mi orgullo  de  ser originario y tener la dicha de ser  a pesar de los ambages de la vida, el seguir siendo habitante  de este pueblo hermoso, al que amo y venero; sentirme orgulloso de mi origen y creo lo pone de manifiesto el pseudónimo que uso en mi  misiva.

Con un fraternal abrazo de:

 

 

TENAMAXTLE 2006.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres