Blogia
Domingo7

Planta

  • Es un error la decisión del ayuntamiento; la planta tratadora es un proyecto institucional que se le debe dar seguimiento: Benjamín Robles Cervantes

 

Revoca el ayuntamiento de Santa María de la Paz convenio para instalar planta tratadora de aguas negras

  •  Hay un escrito ciudadano que pide la instalación urgente de la planta tratadora de aguas negras

 

DE LA REDACCIÓN

 

Debido a que no hay dinero y que el costo de mantenimiento es muy elevado, el día primero de diciembre el ayuntamiento de Santa María de la Paz decidió no instalar una planta tratadora de aguas negras, planeada y convenida por la anterior administración. Por su parte, Benjamín Robles Cervantes, expresidente municipal que gestionó la instalación de la planta, opina que esta decisión es un error, porque es urgente detener la contaminación del río. Una de las personas cuya familia vive al bordo del río, el licenciado Jorge Muro Robles, ha solicitado por escrito que se instale con urgencia esa planta tratadora para impedir más daños a la salud de las personas y al ganado que bebe agua contaminada.

El día primero de diciembre sesionó el cabildo de Santa María de la Paz. Ahí se resolvió que el municipio no participaría en la construcción de una planta tratadora de aguas residuales. El costo de la obra es de cuatro millones 520 mil pesos, y al Santa María le tocaría aportar un millón 129 mil pesos, la cuarta parte. De acuerdo con lo asentado en el acta de esa reunión, el regidor Javier Cortés Márquez comentó que es una obra muy costosa. El secretario de gobierno municipal argumentó que no conviene instalar la planta tratadora porque el precio de mantenimiento mensual es de 20 mil pesos, además de que en su lugar se puede instalar otro sistema de tratamiento de aguas residuales más barato y que funcione por gravedad.  

En esa misma reunión, el presidente municipal, Ángel Torres Rivas, opinó que  se comprometerían recursos del fondo 4, destinados a seguridad pública, obras materiales y pasivos, además de que “el Convenio Municipio-Estado solo fue firmado por el Presidente del Consejo Municipal y Síndico anteriores y sin acuerdo del cabildo”. Por su parte, el síndico Salvador González Cervantes dijo que el predio adquirido para esta obra no tiene acceso propio, por lo que habría que invertir más dinero para poder negociar la entrada a la planta. La regidora Alicia Orozco Gómez mencionó que otro gasto importante es acabar de pagar el terreno donde se iba construir la planta. Un terreno que mide casi siete hectáreas y fue vendido por Uriel Orozco en 400 mil pesos, según consta en el contrato celebrado el 23 de marzo de 2007.

El primer presidente municipal de Santa María de la Paz, Benjamín Robles Cervantes, entrevistado por Domingo 7, comenta que hay un problema urgente de resolver: la contaminación del río que perjudica a los vecinos del arroyo, del Picacho, el Laurel, Zapotito, Mesa Grande y la presa de Excamé. Además, la planta tratadora es un proyecto institucional que se le debe dar seguimiento por su importancia social y ecológica. El Plan Nacional y Estatal de Desarrollo se proponen el saneamiento de los ríos contaminados y Santa María debe estar en la misma línea de las políticas federales y estatales. Por estos motivos el concejo municipal 2005-2007 acordó construir una planta de tratamiento. “Y claro que hay un acuerdo de cabildo, ¿si no de qué otra forma me hubiera atrevido a disponer de recursos del fondo 4. Ese acuerdo está en el libro de actas”.

Benjamín Robles, también comentó que se trata de una obra que cuenta con apoyo de la sociedad. Se hizo una reunión pública, donde se le informó a la gente del costo de la obra y que se iba a gastar en mantenimiento. Se nombró un comité del cual el ingeniero David Magallanes quedó como presidente. De esa reunión salió un grupo de personas que recorrieron toda la cabecera municipal, preguntando a la gente si estaba de acuerdo con la planta tratadora. Hubo respaldo del pueblo. Luego los integrantes del concejo municipal fuimos a hablar con el dueño del terreno. El plan era contratar un crédito de BANOBRAS para dar la aportación del municipio. A fin de cuentas, afirma Benjamín Robles, “esta obra es muy importante, por donde quiera que le veamos. ¿Qué excusas puede haber para quitarle a la gente de las comunidades rurales este problema?”.

La sociedad civil empieza a opinar respecto a este problema. El día 18 de diciembre el licenciado Jorge Muro Robles presentó un escrito al presidente municipal de Santa María de la Paz en donde manifiesta que se reconsidere la decisión de no instalar la planta tratadora de aguas negras, ya que del río contaminado toma agua el ganado que después alimenta a la población que consume leche y carne, por lo que esto puede ocasionar problemas graves de salud pública. 

En el escrito mencionado, Jorge Muro también expresa que esta obra es prioritaria por el apoyo con que contará del estado y de la federación, además de que se trata de una obra debidamente aprobada, al igual que también podrán evitarse multas, lo que no pasará en caso de seguir contaminando.

El ingeniero David Magallanes, secretario de gobierno municipal, afirma a Domingo 7 que están conscientes del problema de contaminación del río, y por esa razón buscarán alternativas más baratas para solucionar el problema; pero por lo pronto, por los altos costos del precio de la planta y el elevado mantenimiento de la misma, el ayuntamiento decidió dejar sin efecto el convenio celebrado por la anterior administración.

Como ya existe una licitación efectuada por CEAPAZ, donde la construcción de la planta se le asignó a la empresa que ganó el concurso, preguntamos al ingeniero David Magallanes si no existe riesgo de consecuencias legales para el municipio, y nos comenta que, en todo caso, CEAPAZ es quien debe responder, dado que ellos hicieron todo el proceso de la licitación. En eso nada tiene que ver el municipio.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres