Blogia
Domingo7

Presentan libro de don Luis Sandoval Godoy

 

Y la luz se hizo

 

La Redacción

 

El 19 de noviembre fue presentado en los corredores de la presidencia municipal el último libro de don Luis Sandoval Godoy. Y la luz se hizo. Gente y tiempo de Occidente en un instante de luz. Un libro de 90 fotografías que no sólo tiene valor artístico o pintoresco, o que no sólo trata de detener para siempre instantes del pasado, sino que, sobre todo, intenta “ofrecer algunas reflexiones sobre la significación sociológica y cultural de un pasado que podría ayudarnos a recapacitar, en nuestro camino en el siglo XXI”, según escribió en el prefacio el reconocido historiador Jean Meyer.

En un acto presidido por el presidente municipal, Enrique Larios y por el cronista del municipio, Ezequiel Ávila, se dio a conocer un libro de fotografías, obra de don Luis Sandoval, escritor teulense, y editado por el Gobierno de Jalisco. Las fotografías están distribuidas en cinco capítulos. Cada capítulo tiene una breve introducción y cada foto va acompañada de un texto también breve. Estos textos son igualmente autoría del escritor teulense.

En el prefacio, Jean Meyer comenta que el libro es importante porque “esas fotos nos hablan más que el mejor de los textos”. Fotos en blanco y negro que dicen que “nuestro pueblo del campo es un capital que apenas empieza a llamarnos la atención y que, además de su interés folclórico o romántico, ofrece enseñanzas: más allá de lo pintoresco, de lo hermoso, de lo conmovedor, atestigua la capacidad del hombre para crear lo que es necesario, sin grandes recursos, en un mundo tan rudo como generoso que, alguna vez supo amansar, para provecho mutuo”.

“Este libro de fotos debería ser el primero de una serie que se propondría valorizar nuestra sociedad rural de ayer y anteayer, tan despreciada como desconocida”.

Don Luis aprecia la sociedad campesina del pasado. Retrata su gente, sus rostros, sus afanes, sus mujeres, sus niños, sus casas, sus calles, sus monumentos arquitectónicos. Todo ello es un universo que habla de lo que eran aquellas personas, su tiempo, sus problemas, sus sueños. Fotos que son memoria de un tiempo donde la gente se las ingeniaba para resolver su vida, con trabajo, ingenio, escasos recursos y actividades artesanales, donde las manos estaban en contacto con la tierra, con los instrumentos de trabajo, y poco se dependía del exterior para resolver las propias necesidades. Un mundo autónomo y un modo de vida que procuraba alejarse de los excesos.

Sin duda, el libro de don Luis mantiene vivo un tiempo de dignidad y de sacrificio. Mucho tenemos que aprender del pasado y de la gente campesina, nuestras raíces. “Patrimonio humilde y cotidiano” de un pueblo “que no sólo es conservador, sino que innova permanentemente”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres